Anécdotas coreanas: En Corea soy Cute

En Corea soy "cute". Tal como lo leéis.

En Valencia soy un chico del montón, y además del montón de la ropa sucia, pero en Corea tengo la suerte de ser "cute".

Bueno ahora que estoy casado ya no es tanta suerte, pero personalmente es un halago entrar en una tienda de ropa y que la dependienta te diga que eres "cute", que pidas un plato en Steak House y te digan que eres "cute", que te cortes el pelo mientras te dicen "que cute!" o que te pruebes un abrigo y hasta el chico dependiente te diga que eres "cute".

da igual el look que lleve, en Corea siempre seré "cute".

El hecho es que en Corea me convierto en algo exótico de cabeza pequeña, nariz grande y por tanto: "cute". Una vez entré en una tienda de ropa y un dependiente me preguntó que de qué país era (eso me ha pasado en el 80% de los establecimientos que he entrado). Luego me dijo que me parecía a un modelo, con lo que me quedé flipando un buen rato. Para constatarlo el chico sacó una revista de moda donde aparecía un modelo (creo que era danés) que tenía cierto parecido a mi. Entiéndase: nariz grande, cabeza pequeña, pelo castaño, delgado... cute. xD Parece una tontería pero son cosas que te hacen sentir bien.


en Corea tener la cabeza pequeña es símbolo de ser "cute" pero ¡ojo!, ... no siempre.

En España en treinta y pico años sólo una chica que no conocía me dijo una vez, en el tranvía, que tenía unos ojos muy bonitos. En Corea en sólo tres meses escuché varias decenas de veces que era "cute".

No es algo inusual, conozco a más gente que le ha pasado, con lo que se reafirma la idea de que uno en Corea puede ser cute simplemente por el hecho de ser diferente, exótico.

Tampoco es algo que se te pueda subir a la cabeza, sabes que al volver a tu país de origen el "cutismo" desaparece, y ya sabes que de "cute" a "cutre" sólo hay una letra de diferencia. Pero es divertido saber que en Corea puedes ser "cute".

Es algo que al revés también se da. Coreanos y coreanas que aquí son "cute", guapas/os, exóticas/os, mientras en Corea son normales, del montón. La gente se acostumbra a ver siempre las mismas caras, y cuando ve una que es diferente, y si resulta ser además agradable, dicha imagen se convierte en bonita y exótica.

Hay muchos chicos y chicas que buscan su media naranja en personas con otros rasgos raciales y envuelven en ello cierto exotismo y atracción. Es algo curioso cuando entiendes que al revés tambien pasa y que tambien eres parte de cierto exotismo y atracción sexual buscado por otra gente.

Vosotros también podéis ser cutes. Hacedme caso, ir a Corea.

Corea del Sur: