Adelina Sotnikova y Kim Yuna ¿Quién merecía la medalla en Sochi 2014?

Cuando escribí mi entrada de homenaje a Kim Yuna hace unos días, no pensaba que más tarde volvería a escribir sobre este deporte en mi blog. De hecho, la entrada la había redactado antes del programa libre a falta de confirmar de qué metal sería la medalla. Porque si de una cosa estaba seguro, era de que Kim Yuna iba a hacer podio en estos Juegos Olímpicos de invierno.

Después del programa libre hubo una gran controversia acerca de la final femenina. La gente que pensaba que Kim Yuna debía ganar la medalla hablaba de robo, amaño, tongo,... mientras que los que defendían a Sotnikova intentaban justificar su actuación basándose en la parte técnica. En esas primeras horas yo me posicioné claramente en el primer grupo, pensaba que era un tongo en toda regla. En la página de Facebook de este blog se generó un intenso debate, demasiado acalorado, e incluso con algunas faltas de respeto. Acostumbrado a ver esto en deportes como el fútbol, y acostumbrado también a sufrir robos cuando juega, por ejemplo, mi equipo, nunca imaginé que el patinaje artístico femenino sobre hielo podría llegar a estos niveles de fanatismo. Yo lo comprendo porque se dan dos causas bastante importantes. Primero, la legión de fans -coreanos y no coreanos- que tiene Kim Yuna, que es sin duda alguna un icono mediático en este deporte y en Corea del Sur. Y segundo, la más que probable injusticia deportiva que se estaba cometiendo. Así que pienso que se entienden todas las reacciones de sorpresa e indignación que se iban produciendo. Luego ya se pueden compartir o no, dependiendo de la opinión de cada uno.

Ahora, unos días después de esa final, veo las cosas de forma un poco más fría y racional. Yo no soy ningún fanático de nada, odio ese tipo de gente, que es incapaz de pensar y hacer autocrítica de algo que le gusta. Lo vemos diariamente, en el fútbol, en la política, en los grupos de música,... siempre he intentado alejarme de ese tipo de gente y he intentado hacer siempre valoraciones críticas incluso con mis propios pensamientos y con lo que me gusta. Por eso, quizá, debo ser de los pocos que se indigna cuando mi equipo de fútbol se gasta millones de euros en jugadores. Pero bien, no quiero desviar el tema. Hoy el protagonista es el patinaje artístico sobre hielo, un deporte excepcionalmente hermoso a la vez que olvidado en países como España que ha tenido a Javier Fernández (cuatro veces campeón de España y dos de Europa) en la cuarta posición de estos Juegos. No es algo inusual, en Taekwondo, por ejemplo, un deporte coreano en el que los españoles están en un nivel excelente, también se ha ido dejando en el olvido a grandes deportistas como Joel González, dos veces campeón de Europa, dos del Mundo y Medalla de Oro en Londres. Algo que ya comenté en su día en esta entrada. Eso sí, si luego dos entrenadores de fútbol no se dan la mano es portada de periódico.

Volviendo al tema que nos ocupa, el motivo de mi entrada era intentar entender, desde la humildad y distancia de un simple espectador, si la medalla debía ser para Adelina o para Yuna. ¿Quién de las dos merecía el oro? ¿Fue realmente un robo o Sotnikova lo merecía? Vamos a destripar todo este entuerto de la manera más detallada posible. Para ello he dividido la entrada en tres apartados que son imprescindibles para entender todo esto: Los jueces, Las patinadoras y La repercusión posterior.

 

Los Jueces

Empiezo con el tema de los jueces porque pienso que es la clave de todo. Más allá de las cuestiones técnicas de las patinadoras y más allá de nuestros gustos personales, hemos de situarnos en el lugar de los hechos. Como criminólogo para mí esto es algo fundamental. Estamos hablando de los Juegos Olímpicos, lo que viene a ser la cita deportiva más importante de la historia cada cuatro años. En mi opinión, lo peor de los Juegos Olímpicos es el simple hecho de competir por países y no por atletas. Siempre he sido contrario a las competiciones de países y me aburre profundamente el fútbol de selecciones. Si lo veo es por los jugadores. Si veo los Juegos Olímpicos, es por los atletas. Uno de mis atletas favoritos es Usain Bolt, que queda muy lejos de mi país. Y si compitiera con un español, yo preferiría que ganara Usain Bolt, proque las personas, los atletas, los valores deportivos, están por encima de los países y las banderas. Así pues yo soy de Usain Bolt, Michael Jordan, Muhammad Alí, Nadia Comaneci, Jet Li, etc. Aunque entiendo que en el caso de no tener un favorito pueda decantarme hacia aquellos con los que tengo más cosas en común. Aún así, no es algo determinante.

Teniendo en cuenta que hablamos de una competición deportiva donde se le da un valor exagerado a las banderas y a los himnos, no es de extrañar que la política y los nacionalismos ocupen lugares destacados. Para el país anfitrión, la celebración de unos Juegos Olímpicos es siempre una cuestión de prestigio y de orgullo nacional. Aunque eso implique más impuestos para construcciones que luego a veces quedan olvidadas. Además, si el país anfitrión puede ganar el máximo de medallas posible, el orgullo es mucho mayor. Es un "pan y circo" orquestado desde el poder que desvía problemas internos de un país, limpia la imagen de sus dirigentes y consolida su poder. Además de llevarse buenas comisiones económicas entre amigos. Así, ¿a quién no le gusta celebrar unas olimpiadas? ¿Alguien se cree que lo hacen por el "espíritu deportivo"? ¿Como se puede pensar eso cuando se recorta en lo deportivo mientras que se construyen edificios en pos del máximo beneficio económico? Yo no me creo a los políticos y tú tampoco deberías.

Pues esto es algo clave y fundamental. Si no se entiende este trasfondo, no se entienden los Juegos Olímpicos. Por supuesto, los atletas, los que verdaderamente creen en el deporte y  sus más fieles seguidores en cada disciplina, están exentos de toda culpa. Pero los países necesitan ese "pan y circo". Por eso, algunos países como Corea del Sur, a los deportistas que consiguen medalla de oro en unos Juegos Olímpicos, les eximen de hacer el servicio militar. Un premio por mejorar la imagen del país, para que el presidente o presidenta de turno se haga la foto. Populismo barato y rancio que empaña cualquier espíritu deportivo real. Lo importante amigos, siempre son las intenciones, y las intenciones de los políticos son siempre oscuras y corruptas. Siempre.

Como Putin por ejemplo. Yo temblaba de miedo al saber que Yulia Lipnitskaia era "la favorita de Putin". Toda la expectación y favoritismo que se colgó a las espaldas de esta niña le acabó pasando factura. Adelina Sotnikova era la segundona, y no porque fuera mala patinadora. Pero el poder ruso prefería ensalzar a Lipnitskaia de la que seguramente querría hacer un icono mediático para este y los próximos años. Pero el tiro les salió por la culata. Lipnitskaia se cayó en el programa corto y la presión le pasó factura.

Vayamos a los jueces. Entre todo el elenco de jueces que ponían notas había dos personas más que sospechosas. En primer lugar Yury Valkov, un juez ucraniano que ya fue sancionado durante un año por un escándalo deportivo al intentar amañar una competición con otro juez canadiense. Eso ocurrió en los Juegos Olímpicos de Invierno de Nagano en 1998. Yo soy de las personas que cree en la reinserción de los presos y en la segundas oportunidades para todo el mundo pero ¿Realmente es normal que un juez que ha tenido un caso de corrupción sea uno de los jueces de la competición más importante? ¿No hay más jueces con un historial limpio para las olimpiadas? Simplemente la presencia de este señor como uno de los jueces que puntuó estos Juegos Olímpicos ya es motivo de sospecha. No conozco la trayectoria de este señor, ni su papel en este deporte, pero una persona que sobornó una vez puede sobornar y ser sobornada más veces. No sé hasta qué punto que te suspendan un año de ser juez, puede llegar a hacerte cambiar de opinión, y personalmente Rusia nunca me ha parecido un lugar transparente. Menos aún cuando tiene conflictos armados y graves problemas democráticos. Con todo lo dicho anteriormente, creo que no hace falta decir más, cada cual que saque sus conclusiones.

La otra persona que levanta sospechas es Alla Shekhovtseva: Esta jueza está casada con Valentin Piseev, el presidente de la Federación Rusa de Patinaje. En este caso nos encontramos ante una sospecha de posibles intereses encontrados. Podríamos confiar en su buena fe si no fuera porque después acabó fundiéndose en un caluroso abrazo con Adelina Sotnikova tal y como muestran las imágenes. Motivos más que suficientes para sospechar de lo que se quiera.



Los nueve jueces se eligen de una lista más larga de la que nueve jueces están en el programa corto y nueve jueces en el programa largo. De los nueve de ambos programas, hay cinco que repiten y cuatro son sustituídos. Así pues, los jueces de Corea del Sur, Estados Unidos, Gran Bretaña y Suecia que juzgaron en el programa corto fueron sustituídos en el libre por los de Ucrania (Valkov), Rusia (Shekhovtseva), Francia y Estonia.

Los jueces que repitieron fueron los de Italia, Alemania, Japón, Canadá y Eslovaquia.

Cualquiera que sepa como funciona Eurovisión sabe del amiguismo que hay siempre entre países y de los posibles sobornos y acuerdos. El caso es que esto no es nada nuevo y para quien no conozca la historia, lo que viene a continuación va a sorprender a más de uno.

 

¿La historia se repite?

En los Juegos Olímpicos de invierno de Salt Lake City, en 2002, ya ocurrió un escándalo que recuerda mucho a lo vivido en Sochi. En aquella competición los países que se vieron implicados fueron Canadá y... Rusia. Sí, Rusia otra vez. Se trató en este caso de la competición por parejas y la historia seguro que le suena a más de uno que haya visto los Juegos de Sochi.

Dos parejas se disputaban el oro, una pareja canadiense y una pareja rusa. En este caso, la pareja rusa ganó en el programa corto ya que la pareja canadiense tuvo un pequeño tropiezo. En el programa largo la pareja rusa también tuvo un error mientras que la pareja canadiense hizo una actuación impecable. Sin embargo los jueces dieron como ganadores a los rusos ya que su programa se suponía que tenía mayor dificultad. Así pues, los rusos ganaron el oro y los canadienses la plata.

El escándalo vino cuando los comentaristas de TV estadounidenses que comentaban la final proclamaron que la pareja canadiense ganaría y al no ser así comenzaron a criticar la decisión de los jueces y hubo sospechas de que podía haber un amaño. En ese año se podía saber qué juez había dado las puntuaciones (ahora es anónimo, se saben los jueces pero no a quién corresponden las puntuaciones), y rápidamente se vio que los países que habían apoyado a los rusos habían sido: Rusia, China, Polonia, Ucrania y Francia. Enseguida las sospechas recayeron sobre la jueza francesa y después hubo unas declaraciones y desmentidos en las que se decía que había apoyado a la pareja rusa a cambio de obtener ventaja para la pareja francesa en la competición de baile de hielo que habría días después. Por cierto, la pareja francesa ganó el oro días después.

La jueza francesa fue sancionada durante tres años, desde entonces las puntuaciones son anónimas para quitar presión a los jueces (algo que hace más opaco si cabe el sistema de puntuaciones) y la pareja canadiense recibió el oro junto con la rusa que también lo mantuvo. Así pues, no hubo medallas de plata en esta competición, sino que se dieron dos de oro y una de bronce para la pareja china que no acudió a la segunda entrega de medallas.

Interesante si ves que hay países manchados por amaños deportivos que coinciden en estos Juegos de Sochi. Más interesante aún el comentario de la periodista Paloma del Río de RTVE que en su blog Triple Axel dice lo siguiente:
 

¿Y?..... pues pasó lo que pasó....24 horas antes, Rusia había perdido cualquier opción de oro en hockey hielo e ¿iban a dejar que se escapara este que lo tenían tan cerquita?  El sistema de puntuación, se pongan como se pongan, no tiene arreglo. 

 

Si una persona como Paloma, que lleva tantos años a sus espaldas en el periodismo deportivo, suelta un comentario de este calibre, es que se da por sentado que el mundo de los jueces olímpicos puede ser más corrupto de lo que nos imaginamos. En cuanto al sistema de puntuación, es verdad, es sumamente complicado, nada transparente y, digan lo que digan, totalmente subjetivo. Se supone que hay unos valores técnicos y artísticos que deben puntuarse, con unos máximos y se supone también que hay unos ejercicios que tienen más puntuación que otros por su dificultad.

Para no hacer más larga esta entrada de lo que ya es, a continuación pongo todas las puntuaciones de Yuna y Sotnikova, tanto las del programa corto como las del libre. No hace falta ser alguien experto en la materia para darse cuenta de que hay por lo menos un juez que puntúa excesivamente alto a Sotnikova y excesivamente bajo a Yuna. Más todavía si tenemos en cuenta lo que realmente ellas hicieron sobre el hielo.

Notas del programa corto:

 

Notas del programa libre:

 

Si no pudieras visualizarlas correctamente, puedes mirar en el blog de donde las saqué.

En el programa corto, los jueces número 1 y número 7 dieron unas puntuaciones más bajas a Yuna y mucho más altas a Sotnikova incidiendo en las notas medias finales. Algo absurdo para quien haya visto a las chicas sobre el hielo. Totalmente incomprensible. Repito, dos jueces dando notas bajas a Yuna y altas a Sotnikova, pueden modificar el comportamiento de las notas medias. Si no hubieran puntuado de esa manera y hubieran ido en sintonía con el resto de los otros siete jueces, ahora Yuna tendría la medalla de oro, muy probablemente. Como las puntuaciones de los jueces son anónimas, ahora no sabemos quién fue y por tanto si pudo ser la misma persona que repitió en el programa libre poniendo unas notas muy bajas. Además, ¿puede haber una diferencia entre jueces a la hora de puntuar de entre -1 y 3 puntos como vemos en las notas de Sotnikova? Con esto se concluye que este deporte no es justo, y que el sistema de puntuación está muy lejos de cualquier valoración objetiva. Depende única y exclusivamente de la valoración de unas personas que, escudándose en el anonimato, ahora pueden amañar notas con más impunidad que antes. En el programa libre el juez número 2 puntúa excesivamente bajo a Kim Yuna en comparación con los otros jueces, y vuelve a puntuar alto a Sotnikova. De todas formas, pese a que todas las miradas estaban puestas en los jueces del programa libre a mí me llaman más la atención los dos jueces del programa corto que puntúan de esa manera contraria a la sintonía que llevan el resto de jueces y haciendo que las distancias finales entre Yuna y Sotnikova sean mínimas.

Según los defensores de Sotnikova, ella es justa ganadora por el uso de elementos más difíciles, aunque la realización no sea limpia. Es decir, la misma justificación que se dio en el escándalo de Salt Lake City con las parejas rusa y canadiense. Aquí deberíamos pensar, ¿es mejor hacer un programa limpio aunque más sencillo o es más valorable un programa complicado aunque no salga bien? Yo siempre he pensado que ambos valores, dificultad y limpieza son sumamente importantes. Si le damos valor a la dificultad sería un argumento para Sotnikova, pero habría que preguntarse ¿realmente el programa de Yuna era sencillo? Ahora parece ser que el programa de Yuna era muy sencillo, que no arriesgaba, que no era digno de una reina del hielo como ella. Entonces, ¿Cómo era el programa de todas las demás chicas que ni se le acercaban? ¿Tan bajo era el nivel de todas ellas o por justificar a Sotnikova se están diciendo auténticas sandeces?

A partir de aquí ya dejamos las sospechas de jueces y entramos en las valoraciones personales. Llega el momento de analizar a

 

Las patinadoras.

 

Empezamos con Adelina Sotnikova. Fue la sorpresa de los Juegos ya que todas las miradas estaban puestas en la otra rusa, Yulia, por todo lo que he explicado antes del deporte, la política y los iconos mediáticos.

Este es el programa corto del europeo de Sotnikova

Por este programa obtuvo una puntuación de 70.73, en Sochi obtuvo 74.64.

 

En el programa libre en el europeo obtuvo 131.63

mientras que en Sochi fue 149.95.

 

Los vídeos son del europeo y quien haya visto la final olímpica, puede compararlos con lo que hizo en Sochi. No he podido poner los vídeos de Sochi porque los censuran en Youtube, en cuanto encuentre vídeos los añadiré a la entrada.

Aquí las dudas serían ¿Tanta diferencia hay entre el europeo y los Juegos Olímpicos en cuanto a realización y puntuación? Obviamente esto es plenamente subjetivo y habrá quien valore más a Sotnikova que a Yuna. Yo ahí no entro, pero teniendo en cuenta que las puntuaciones las ponen los jueces y de los jueces ya hemos hablando largo y tendido,... creo que cada uno puede sacar sus conclusiones.

 

Encontré este vídeo con los programas largos de Yuna y Sotnikova comparados, así se pueden tener más conclusiones del tema.

 

Sobre Yuna no sé que decir porque no puedo dudar de que lo hizo genial. Aquí dejo dos vídeos de sus programas que no son los de Sochi por lo que he comentado antes.

El programa corto:

El programa libre:

Lo único que me queda decir es que después del programa corto tuve la sensación de que a Yuna se la había puntuado un poco más bajo de lo que merecía, y eso que fue una puntuación máxima, y a Sotnikova se le dió una puntuación elevada. Las diferencias fueron muy pequeñas y luego pasó lo que pasó. Además, la puntuación negativa a Mao Asada me pareció exagerada, pero fue suficiente para apartarla de la medalla aunque lo clavara en el libre, que es lo que pasó. En el programa libre, después de actuar Sotnikova me dió la sensación de que daba igual lo que hiciera Yuna, el oro ya estaba más que decidido. Si lo hizo perfecto y no ganó ¿qué más podía hacer? ¿Haberlo hecho más técnico que Sotnikova y no ganar entonces sí habría sido un escándalo? Pienso que ya fue todo un escándalo. Personalmente hubiera preferido que alguna de las dos hubiera caído. Así nos habríamos evitado tanta polémica innecesaria e injusta para las deportistas que lo único que hacen es su trabajo.

El New York Times dedicó una noticia muy gráfica e interesante a cómo supuestamente Sotnikova había ganado a Yuna. Aquí tenéis el enlace y podéis ver una fantástica captura de la belleza técnica de Sotnikova.

Y aquí una secuencia del programa de Yuna

Sin embargo, esto no sirve ni justifica nada. El programa libre es una parte, el programa corto lo complementa, pero parece que nadie quiere hablar del programa corto, ni de los jueces que son los que dieron las puntuaciones.

 

La repercusión mediática.

 

Esto ha sido el factor posterior. Todo el mundo ha opinado, a favor o en contra. Hay que volver a recordar el papel de figura mediática que tiene Kim Yuna en Corea. El hecho de que haya perdido la medalla de oro ha sido un duro golpe para todo el país. No por el hecho de no ganarla, sino por las formas. Además, era su despedida como profesional. La repercusión ha sido tan grande que las televisiones sólo hablan de Kim Yuna y, lamentablemente, se ha dejado de lado temas tan importantes como el accidente ocurrido esta misma semana en Gyeongju, donde diez alumnos de la Universidad de Busan de Estudios Extranjeros murieron sepultados por la nieve y otros cien resultaron heridos.

Pero no sólo han opinado los coreanos. Personas relacionadas con este deporte han ido dando su opinión. Este es un pequeño ejemplo que saco del blog de Triple Axel de Paloma del Río, una vez más:

Y los ilustres ¿qué han dicho?

Katarina Witt; vergüenza de medalla, YuNa es una verdadera reina.

Bill Plaschke (periodista estadounidense); el escándalo está escrito; Sotnikova ha ganado, los aficionados se han vuelto locos, Kim ha desaparecido, error, error...

Alex Goldberger (NBC); Sotnikova ha estado soberbia pero YuNa ha sido atracada esta noche.

Terra Findley (Danza canadiense); Sin palabras, Yu Na tu eres la reina.

ESPN official web site; medalla cocinada en casa; la ventaja de jugar en casa.

CBC (Tv canadiense); Esto es un shock...¿habeis visto cómo ha ganado Sotnikova?

New York Times; Comparando la calidad de saltos de Sotnikova y Yu Na, Triple Flip y doble axel, podemos decir que es "pobre" y los de Yu Na en el libre, parecen de Dios....

En fin, que parece que en España no somos los únicos a los que nos parece que el oro de Sotnikova estaba muy por encima de lo que merecía y que eso se ha debido a que ha jugado en casa....

 

Además, debo añadir que en la web change.org de recogidas de firmas online se puso en marcha una campaña para recoger firmas para que hubiera una investigación de los jueces y puntuaciones. Yo la firmé, porque pienso que investigar algo no es malo, y menos aún siendo que hay un juez que ya tuvo amaños en el pasado y a la mujer del presidente de la Federación Rusa. Si a ello le sumamos lo ocurrido en 2002, todos los amaños que ha habido en los Juegos Olímpicos, tanto de invierno como de verano, y que en Corea todavía nos estamos preguntando qué pasó con aquel segundo en esgrima... cualquier investigación y responsabilidad por parte de la International Skate Union (ISU) me parece poca.

Por mi parte no pienso volver a escribir de este tema en mi blog ni en ninguna red social, excepto para la difusión de esta entrada o posibles actualizaciones. Espero que Sotnikova tenga muchos éxitos en su vida, mejore como patinadora, y haga programas más limpios y bellos. Y espero que Yuna se convierta en la leyenda del deporte que ya es. En cuanto a mi valoración a la pregunta inicial si merecían la medalla Yuna o Sotnikova yo pienso que las dos, y suscribo al 100% la valoración una vez más de Paloma del Río cuando dice:

Y como este deporte es subjetivo yo me pregunto ¿fue Sotnikova mejor que Yu Na Kim? En mi opinión personal, no. 

Estas fueron sus notas;

Técnica;   Sotnikova    75,54          Yu Na  69,69

Componentes;   Sotnikova  74,41     Yu Na  74,50

¿Merecía Sotnikova, medalla?, en mi opinión, sí. Para mí el podio debería haber sido así;

Yu Na- Kostner- Sotnikova.

Quizá una doble medalla de oro como en Salt Lake sería lo más justo, pero me seguiría pareciendo un insulto para Kostner. Dejarlo como está y olvidarlo, o abrir una investigación,... Da igual, sea como sea esto volverá a repetirse, porque por desgracia estas cosas son así, y en cuatro años ya veremos que pasa en los Juegos Olímpicos de invierno en Pyeongchang, Corea. Lo que hoy te dan, mañana te quitan. Los que hoy justifican algo, mañana lloran. No puedo añadir nada más. Espero que os haya resultado interesante esta entrada y hayáis sacado vuestras propias conclusiones. Para mí, la ganadora es Yuna, y aunque legalmente Sotnikova tenga el oro, Yuna es la patinadora que ha conseguido dos medallas en los dos juegos. Me basta.

 

Corea del Sur: